Respuestas a tus preguntas

KriyaPrepGrp-1024x768

Pregunta:
¿Por qué no ha sido Kriya publicada en forma de libro, a fin de que todos puedan aprenderla?

Respuesta:
Swami Kriyananda responde a esta importante pregunta en su libro, La Esencia del Bhagavad Gita, Explicado por Paramhansa Yogananda:
“Una pregunta razonable, ciertamente. Los Maestros mismos, sin embargo, han dicho que no debería ser publicado precisamente porque es una enseñanza que transciende la razón misma. La comprensión correcta de esto depende de la apertura de la intuición.
Kriya Yoga, para ser totalmente efectivo, no debe ser recibido sólo intelectualmente (en forma escrita o hablada), sino vibratoriamente, en forma de iniciación. Un imán se crea por la reorganización eléctrica de sus moléculas o por la proximidad a otro imán. La sintonía con un Gurú despertado en Dios influye en los samskaras (comparables a las moléculas materiales) para fluir hacia arriba, hacia el cerebro.
Nos ocupamos aquí de una realidad más sutil, y mucho más difícil de dominar, que meras moléculas metálicas. Sin un guía experimentado, hasta escalar montañas puede ser fatal – la muerte, en este caso. Los errores espirituales pueden ser más costosos en términos de sufrimiento a largo plazo.
La guía del gurú no es sólo de ayuda: Es esencial. Esto no quiere decir que Kriya Yoga sea peligroso. Ni Mucho Menos. Pero tomar Kriya Yoga significa entrar seriamente en el camino hacia Dios. No es un juego, y ciertamente debería ser tratado como un compromiso vitalicio… Toda Iniciación de Yoga, y especialmente en la antigua ciencia de Kriya Yoga, debería ser considerada como un paso muy sagrado en la vida”.

Pregunta:
¿Hay más de un tipo de Kriya?

Respuesta:
“Kriya” es un término engañosamente simple, que se aplica a una amplia variedad de prácticas. La palabra sánscrita literalmente significa “acción”. La misma raíz del verbo sánscrito “kri”” (actuar) se encuentra también en la palabra “karma”. Mientras que karma es generalmente entendido como “acciones que proceden del deseo egoísta”, Kriya significa “acciones que purifican”.
En la ciencia de Hatha Yoga hay muchos “kriyas”, prácticas que tienen el propósito de purificar el cuerpo y el sistema nervioso -por ejemplo limpiezas de la nariz, el estómago, los intestinos, los canales nerviosos, etc.
En la ciencia de Raja Yoga, el término Kriya se aplica a prácticas que purifican el ego (evitando así futuro karma), y también a las que neutralizan las “semillas” o los vestigios kármicos del pasado. Cuando Babaji restauró las antiguas técnicas para la realización de Dios que habían sido parte del Raja Yoga en eras más elevadas, llamó a estas prácticas “Kriya Yoga”. Esta ciencia incluye un significativo número de técnicas, que su discípulo Lahiri Mahasaya desarrolló en una progresión de ejercicios preparatorios e iniciaciones, conocidas como “Kriya Yoga de Lahiri Mahasaya de Benarés”. Por esta gran contribución, Lahiri Mahasaya es conocido como el padre del Kriya Yoga en los tiempos modernos y como un Yogavatar.
Lahiri Mahasaya inició a miles de estudiantes en estas prácticas, y a algunos de ello les autorizó para iniciar a otros. Muchos de estos iniciados, a su vez han iniciado a otros, y a lo largo de las sucesivas generaciones, se han desarrollado diversos linajes Kriya. Así, del árbol de Kriya de Lahiri Mahasaya han crecido muchas líneas, con varias ramas. Todos los linajes de Kriya que proceden de Lahiri Mahasaya enseñan esencialmente las mismas técnicas, con pequeñas variaciones .
El Kriya que vino al Mundo Occidental a través de Paramhansa Yogananda, y que su discípulo Swami Kriyananda enseña hoy en todo el mundo, es una de las ramas, que llega a través del avanzado discípulo de Lahiri Mahasaya, Swami Sri Yukteswar.
Siendo un término genérico, que se aplica a muchas prácticas de Raja y Hatha Yoga, la palabra “Kriya” es usada hoy por muchos maestros para referirse a prácticas que son similares, pero distintas, de las enseñadas por Lahiri Mahasaya. Buscando en Internet se encuentran decenas de miles de referencias.

Pregunta:
¿Cuál es el mejor Kriya?

Respuesta:
Cuando esta pregunta le fue planteada a una avanzada Kriya yoguini en la India, ella contestó, “El que te da tu gurú”.
No es la técnica en sí la que automáticamente nos dirige a la liberación, aunque su práctica correcta produce resultados beneficiosos a quienes la usan. Su práctica correcta, sin embargo, es posible sólo a través de las bendiciones del Gurú, que usa la técnica como un instrumento de liberación para sus discípulos. Como Yogananda solía decir, “Kriya más devoción funcionan como las matemáticas”.
“La ley de Kriya Yoga es eterna. Es cierta como las matemáticas; como las sencillas reglas de sumar y restar, la ley de Kriya nunca puede destruirse. Convierte en cenizas todos los libros de matemáticas, las personas con fuerte razonamiento lógico siempre descubrirán de nuevo tales verdades; destruye todos los libros sagrados de yoga, sus leyes fundamentales saldrán a la luz cuando quiera que aparezca un verdadero yogui que posea una devoción pura y, en consecuencia, un conocimiento puro”. (Autobiografía de un Yogui, Edición Original, 1946)
Debido a la necesidad de las bendiciones del Gurú, el Kriya que procede de Babaji se da como una “iniciación”, una ceremonia durante la cual el poder y las bendiciones del Gurú son transferidas al discípulo, capacitándole para practicar la técnica correctamente.

Pregunta:
¿Cuál es el mejor Gurú?

Respuesta:
El tuyo; al que perteneces.
Entre los maestros Auto-realizados no hay competición. Cada uno de ellos ha recibido de Dios ciertas almas a las que guiar. Por tanto, ni el Gurú escoge a sus discípulos, ni el discípulo escoge a su Gurú. Éste es el verdadero “matrimonio celebrado en el cielo”, dos almas que Dios ha unido hasta que la muerte (del ego del discípulo) los separe y el discípulo se funda de nuevo en el océano de conciencia cósmica.
En el mensaje final a sus discípulos, Jesús dijo:
“He revelado tu nombre a los hombres del mundo que me diste; tuyos eran y tú me los diste; y ellos han guardado tu palabra… Padre Santo, guarda en tu propio nombre a quienes me has dado, que puedan ser uno, como nosotros lo somos”. (Juan, Capítulo 17).

Pregunta:
¿Cómo puedo saber qué Gurú ha sido elegido para mí?

Respuesta:
El Gurú se dará a conocer él mismo a sus discípulos, en el momento de sus vidas en que estén preparados para percibirle y recibirle. Él “llama” a sus discípulos de un modo u otro. Las formas son tantas y variadas como los discípulos. Podría ser viendo al Maestro en persona, o leyendo sus palabras escritas. Acerca de la Autobiografía de un Yogui, Yogananda dijo que infundió sus vibraciones en cada palabra. O a través de las prácticas espirituales que enseña el maestro. Podría ser a través del magnetismo de la compañía de sus discípulos, o de los que llevan sus vibraciones y su mensaje a otros. Podría ser a través de su trabajo espiritual, que atrae a quienes están en sintonía con el maestro. El contacto puede tener lugar también en sueños, o en visiones, oyendo su voz, o viendo una foto suya.
Lo importante para un aspirante a discípulo es ponerse en sintonía con las vibraciones de un maestro, utilizando cuanto esté a su alcance, y después sentir internamente la respuesta de su alma. La respuesta puede manifestarse en forma de amor profundo, o gozo, o de la simple certeza de que ha encontrado su hogar.

Pregunta:
¿Puedo practicar Kriya si Jesús es mi Gurú?

Respuesta:
Según Yoganandaji, Jesús mismo les enseñó a sus discípulos cercanos una técnica muy similar a Kriya, una adecuada para aquella era. Y fue Jesús quien pidió personalmente a Babaji que enviase alguien a Occidente para llevar a sus discípulos las prácticas a través de las cuales podrían comulgar interiormente con su Conciencia Crística. Por eso Yogananda ha incluido a Jesucristo como uno los maestros de la línea de Kriya.

Pregunta:
¿Tengo que renunciar a mi religión e iglesia para recibir la iniciación a Kriya?

Respuesta:
Lahiri Mahasaya inició en Kriya Yoga a hindúes, cristianos, musulmanes y ateos por igual, diciendo que nadie necesita dejar su religión para seguir este sendero.
“Un rasgo significativo de la vida de Lahiri Mahasaya, fue que dio la iniciación en Kriya a los practicantes de cualquier fe. No sólo hindúes, sino musulmanes y cristianos estaban entre sus primeros discípulos. Monistas y dualistas, personas de cualquier fe, establecida o no, fueron imparcialmente admitidos e instruidos por el gurú universal. Alentó a sus diversos alumnos a cumplir la buena disciplina tradicional de su propia fe. Acentuando la naturaleza global de Kriya como una técnica práctica de liberación, Lahiri Mahasaya dio a sus chelas libertad para expresar sus vidas en conformidad con su ambiente y educación”. (Autobiografía de un Yogi, Edición Original, 1946).

Pregunta:
¿Necesito hacerme discípulo para recibir la iniciación a Kriya?

Respuesta:
Kriya se da como una iniciación, en un marco ceremonial, para subrayar su significado de sacramento, o momento sagrado durante el cual el poder transformador del Gurú es transferido al discípulo, capacitándole para el completo entendimiento y la práctica profunda de la técnica de liberación. Una técnica tan avanzada no se ofrece a quienes desean seguir las enseñanzas a su modo, sino a quienes están listos y preparados para practicarlas como el Gurú las enseña. Con estas actitudes de voluntad, apertura y humildad por parte del discípulo, el Gurú puede dar más que a quien sólo siente curiosidad por las enseñanzas.
Swami Kriyananda explica:
“ El progreso espiritual sin la ayuda de un verdadero, o Sat, gurú, puede ser lento, irregular, incierto, y algunas veces peligroso. La antigua tradición de la India, donde la espiritualidad se ha estudiado desde hace miles de años -no como una religión, sino como una ciencia práctica (“práctica” en el sentido de resultados realmente logrados)-siempre ha insistido en que un gurú verdadero es la condición sine qua non para el éxito en el camino espiritual. Muchas personas espiritualmente ignorantes, incluso en la India, insisten en que con la actual alfabetización generalizada y con libros tan fácilmente disponibles, las enseñanzas espirituales son accesibles a prácticamente todo el mundo y un gurú ya no es necesario. Verdaderamente, la alfabetización generalizada ha tenido un efecto desafortunado: ¡La divulgación, no sólo del conocimiento, sino tambien de la ignorancia!
La comprensión no procede del razonamiento intelectual, sino de la intuición. Una sintonía interna, intuitiva, con la conciencia del gurú, es lo que con más seguridad nos lleva al despertar espiritual”. (La Esencia del Bhagavad Gita).

Pregunta:
Ya tengo un Gurú, pero no enseña Kriya. ¿Puedo recibirlo con Ananda?

Respuesta:
Cuando aceptamos la presencia del Gurú en nuestras vidas, quiere decir que tenemos fe en que él nos dará precisamente lo que necesitamos. Una vez que has encontrado a tu Gurú, practica fielmente lo que él te ha dado. Parte de ser un “discípulo” es aceptar la disciplina del Gurú y usar los instrumentos que él da con una devoción en continuo aumento, profunda y constante.

Pregunta:
Amo a Yogananda, pero me siento más atraído por uno de los maestros precedentes. ¿Debería seguir el sendero de Kriya a través de Ananda?

Respuesta:
Leyendo la Autobiografía de un Yogui, uno siente atracción por todos los maestros de Kriya, por la devoción que Yogananda tiene por cada uno de ellos. Él no escribió sobre sí mismo, sino sobre ellos. Como su descendiente espiritual directo, Yogananda es un canal para sus bendiciones y para la ciencia de Kriya que enseñan. Si sientes amor y respeto por Yogananda y también por uno de sus predecesores, y te sientes inspirado por el modo en que Kriya es presentado por Ananda, como una práctica vital para la vida diaria, eres bienvenido y animado a seguir aquí tu sendero de Kriya. Todos los maestros de Kriya bendecirán tu práctica a través de sus canales directos.

Pregunta:
He recibido iniciación a Kriya de otro maestro. ¿Puedo venir a sus iniciaciones y puedo recibir ayuda de sus profesores?

Respuesta:
Cada uno de los linajes de Kriya tiene su modo particular de estructurar las diversas prácticas. Deberías remitirte a la línea en la cual te has iniciado y pedir a la persona que te inició, o a sus seguidores, el consejo que buscas.
Si, por otra parte, consideras que no te diste realmente cuenta de los compromisos de recibir una iniciación, y que te gustaría prepararte y recibir Kriya a través de Ananda, te invitamos a que hables personalmente con uno de los profesores de Kriya.

Pregunta:
Si recibo la iniciación a Kriya, ¿a qué me comprometo?

Respuesta:
Estás reafirmando tu discipulado por Dios y la línea de los avatares de Kriya, y comprometiéndote a practicar las técnicas de Kriya fiel y regularmente tal y como se te han dado, al menos dos veces al día. También prometes no revelar nunca las técnicas de Kriya a nadie a menos que te hayan dado la autorización para hacerlo.

Pregunta:
¿Hay alguna forma de probar el sendero Kriya antes de que tome el compromiso del discipulado?

Respuesta:
Yogananda ha dado prácticas preparatorias que pueden ser usadas por todo el mundo en su vida cotidiana: Los Ejercicios de Energetización y la técnica de concentración Hong-Sau. Practicando estas técnicas y al mismo tiempo estudiando las escrituras de Yogananda y Kriyananda, y viniendo siempre que sea posible a uno de los centros de enseñanza de Ananda a participar en cursos del sendero de Kriya, tendrás grandes beneficios. A medida que utilices los principios y hagas las prácticas, comenzarás a tener tu propia relación con los Gurús y tu experiencia propia de los beneficios que las técnicas aportan a tu conciencia, para tu bienestar interior en tu vida cotidiana.
Para ayudarte a saber si el sendero de Kriya y sus maestros son adecuados para ti, puedes “hacer como” que lo son y seguirlos como lo haría un discípulo: Incluyéndoles en todos los aspectos de su vida. Puedes comprometerte con Yogananda invitándole a tu corazón, tu hogar, tu familia, tu lugar de trabajo, involucrándole íntimamente en todas tus actividades, tus planes y tus decisiones. Después de un período de compromiso, sabrás si este sendero es para ti. En ese momento puedes contraer un compromiso más formal a través de la iniciación al discipulado

Pregunta:
¿Cuánto tiempo debo esperar antes de que pueda recibir la Iniciación a Kriya?

Respuesta:
No es cuestión de dejar pasar tiempo, se trata más bien de comprometerte en la práctica diaria de las técnicas básicas del sendero de Kriya. Una vez que has establecido una sólida rutina diaria, puedes hacer los cursos de Preparación a Kriya, en los que aprendes prácticas adicionales. El tiempo mínimo promedio que se requiere habitualmente, desde que practicas diariamente, es de aproximadamente seis meses. Ya que para la mayoría de la gente lleva aproximadamente seis meses llegar a convertirse en discípulo y establecer una rutina regular, es posible recibir la iniciación en un año, aproximadamente. Hay que dedicar al menos cuarenta y cinco minutos dos veces al día a las prácticas, para acceder a la iniciación.

Pregunta:
¿Por qué es necesaria tanta preparación? ¿No puedo aprender la técnica de inmediato?

Respuesta:
Kriya es una técnica avanzada de meditación que precisa un alto grado de concentración y un sistema nervioso central fuerte, capaz de soportar la cantidad extra de flujo de energía que despierta la práctica. Para las personas que no tienen desarrolladas estas capacidades no será posible sentir el movimiento de energía de Kriya o, en algunos casos, serán incapaces de controlar el incremento del flujo. Yogananda mismo estableció esta línea directriz:
“Kriya Yoga no se da hasta que el devoto ha practicado otras técnicas altamente avanzadas antes, preparando su mente para la bendición mayor de esa técnica más elevada. La experiencia me ha enseñado la necesidad de esta regla general”.

Pregunta:
¿Tengo que venir a Ananda Asís para ser iniciado?

Respuesta:
Las iniciaciones de Kriya se dan en Ananda Asís cuatro veces al año por Kriyacharyas (profesores de Kriya) que han sido autorizados por Swami Kriyananda. Estos maestros dan iniciaciones en otros lugares de forma regular.

Pregunta:
¿Una vez que haya recibido Kriya,puedo volver a la ceremonia de Iniciación cuando mis amigos lo reciban por primera vez?

Respuesta:
Si puedes ven a todas las ceremonias de iniciación, especialmente durante el primer año. Las bendiciones recibidas durante las ceremonias de Kriya ayudan enormemente a nuestro progreso espiritual. Y en cada iniciación somos capaces de entender las prácticas más profundamente. Durante la vida de Yogananda sus discípulos asistían a todas las iniciaciones.

Pregunta:
He oído a algunas personas hablar de niveles avanzados de Kriya. ¿Cuántos niveles hay?

Respuesta:
En nuestro sendero de Kriya Yoga hay cuatro niveles de iniciación. Cuando has meditado regularmente con la técnica básica de kriya por lo menos durante dos años y te sientes preparado para aumentar el tiempo de meditación, puedes solicitar permiso para recibir la iniciación en la segunda práctica de Kriya. Después de un mínimo de un año de práctica diaria de ambas, de la primera y la segunda técnica, y comprometiéndote a tener periodos de meditación más largos, puedes solicitar permiso para recibir la iniciación en la tercera y cuarta práctica, que se dan en una sola iniciación. Ananda ofrece clases de preparación para cada uno de estos niveles.

El primer paso es participar en las meditaciones guiadas que ofrecemos gratis, el primer domingo de cada mes.

Puede registrarse gratis pulsando aquí.

Le animamos a que explore los cursos que ofrecemos,
pulsando en la imagen: