El Amor del Guru

Para nosotros, no es muy fácil entender el amor y la amistad del gurú y mucho menos, aceptarla. Nosotros, que estamos limitados en el tiempo y el espacio, naturalmente nos relacionamos con el gurú de la misma forma. Cuántas veces he pensado y he oído a otros decir, “Ojalá hubiera estado con el Maestro*”. Este pensamiento, aunque dulce, en realidad termina distanciándonos de él.

Él está con nosotros ahora mientras leemos esto. Él dijo, “Para aquellos que piensen que estoy cerca, estaré cerca”. Si nos abrimos a él, si le invitamos en nuestra vida, él se convertirá en una presencia dinámica en nuestras vidas.

Recientemente recibimos esta preciosa carta de Paramhansa Yogananda. Es profundamente conmovedora y reconfortante. La compartimos con nuestros amigos aquí en Ananda Village y ahora, querido amigo, te la ofrecemos a ti.

Nayaswami Jyotish

Carta de Paramhansa Yogananda, Noviembre de 1933

 ¡A mis amigos, en todas las tierras y en todos los mundos, les brindo mis saludos de buena voluntad!Dondequiera que estén, quienquiera que sean, de cualquier color, raza o credo, les envío mi amor y les prometo mi lealtad. Ustedes, que durante miles de años, o por sólo un día, han trabajado y luchado por la justicia, la libertad y la Verdad, reciban mi gratitud y devoción.

Ustedes, que han habitado en palacios o chozas, en ciudades o selvas, en mansiones o en mazmorras, si en sus corazones hay un impulso hacia una vida mejor, mayores y mejores ideales, créanme cuando digo que yo soy su amigo y los considero mis benditos amigos.

A muchos de ustedes los he conocido en el pasado, y a algunos de ustedes nunca los he visto, pero creo que en el tiempo designado por Dios me encontraré con cada uno de ustedes cara a cara y les daré prueba de mi afecto. Sin embargo, poco importa que estemos o no juntos ahora, ni importa tampoco que el tiempo y el espacio puedan separarnos por distancias casi infinitas. Lo único que cuenta es que somos amigos, trabajando juntos en una causa común, la causa de la justicia y la expansión de la conciencia de los hijos del Altísimo.

Aunque no los veo, a menudo siento su presencia cerca, o me emociono con los nobles pensamientos que envían para encontrar su hogar en las mentes en sintonía con la suya. Aunque nunca lean las palabras que ahora escribo, declaro que sentirán las vibraciones de ternura y bondad que emanan de mí hacia todos ustedes.

Nuestro trabajo, nuestro amor, nuestros propósitos son Uno. ¡Marchen, queridos amigos, hacia metas más altas y brillantes! Continúen buscando sus sueños de días más felices y en sus actos de servicio hacia sus pares. Protejan la antorcha de la fe de los vientos de la duda, y no permitan que ninguna tormenta perturbe su tranquilidad. Adiós, queridos amigos míos, hasta que nos encontremos.

 

 

 

 

-Paramhansa Yogananda, Revista EAST-WEST, Noviembre de 1933

 

Si desea conocer acerca de nuestros cursos pulse la siguiente imagen:

This entry was posted in Un Rayo de Luz. Bookmark the permalink.