Diez maneras de incrementar tu concentración

  1. Primero hay que entender lo que es la concentración: “la concentración es apartar tu mente de muchas cosas y ponerla en una sola cosa a la vez.”
  2. Decide cuidadosamente en qué quieres concentrarte, porque en muchas maneras sutiles y no tan sutiles, te conviertes en aquello en lo que te concentras. Es decir, atraes hacia ti los atributos del objeto de tu concentración. ¿Alguna vez has notado como las parejas que han estado casadas durante muchos años comienzan a parecerse? ¿O cómo la gente suele parecerse a sus mascotas, sus autos, sus hobbies o sus proyectos de trabajo?
  1. Observa como otra gente se concentra. Ve al cine a ver una buena película de aventuras y haz este experimento: en el medio de la película observa a la gente que está en la sala. ¿Qué están haciendo? Están completamente quietos, sus ojos apenas pestañean, y su respiración es más lenta, y no será fácil romper su atención. Estos signos fisiológicos podrían darte una pista de cómo incrementar tu concentración.
  1. Evita el estímulo sensorial constante. Tratar de hacer muchas cosas a la vez, ruidos fuertes, estimulación visual a través de la TV, ordenador [computadora], estar constantemente viendo el celular [móvil], hacen que nos cueste concentrarnos. Y al hacerlo constantemente, se crea un habito de no prestar atención que puede ser difícil de romper. El sistema nervioso humano es una cosa maravillosa, pero no está construido para funcionar en estas condiciones.
  1. Asegúrate de poner tu concentración total en lo que estás haciendo. No dejes que nada te distraiga. Estar en un lugar tranquilo ayuda mucho. Puedes aprender a bloquear los sonidos si es necesario, usando tapones o bien teniendo música de fondo que relaje, a un volumen muy bajo.
  1. Busca momentos en el día para estar tranquilo. Aunque sea solo 5min., varias veces al día cierra los ojos, respira profundo 5 veces, enfocándote en el ojo espiritual. La concentración profunda viene al incrementar o dirigir tu fuerza vital o energía cósmica consciente hacia el centro de nuestro ser. La respiración es el puente entre la mente y la concentración. La energía dispersa no ayuda, debe estar calmada y enfocada. Aprende a estar tranquilamente concentrado y concentradamente tranquilo.
  1. Aprende, y práctica, algunos ejercicios que te ayuden a incrementar el control de tu energía. Como los ejercicios de energetización que están en las lecciones de meditación. Esto es un primer paso importante hacia la habilidad de concentrarse profundamente.
  2. Busca momentos para estar al aire libre. Ve al exterior y respira profundamente, o camina durante 20 minutos. Haz esto a menudo y descubrirás que puedes regresar a tu trabajo recargado, y listo para enfocarte más creativamente.
  1. Aprende a meditar. La meditación es la más poderosa de todas las técnicas de incremento de concentración. Aprende una técnica de meditación simple y practícala al menos cinco minutos por día.
  1. Mientras meditas observa tu respiración. No la controles, simplemente obsérvala. Esto te enseña a enfocar tu mente en una cosa a la vez. Observaras que la respiración se aquieta, así como tu mente, y entraras en un estado dinámico de paz, pero no estarás adormecido, al contrario, tu mente estará bien despierta y relajada. Es una nueva sensación que quizás ya la hayas experimentado de forma natural, y la forma más rápida de descansar el cuerpo y la mente.

El primer paso para conocer más sobre las enseñanzas de Yogananda es participar en las meditaciones guiadas que ofrecemos gratis, el primer domingo de cada mes. Puede registrarse gratis pulsando aquí.

 

Aprende a meditar usando las técnicas de Yogananda. Pulsa en la imagen de Cursos: